TV por internet: Streaming

Vota este artículo

Últimamente florecen los sitios que ofrecen televisión por internet. Los medios tradicionales están cambiando (o convergiendo con los nuevos) y cada vez son más personas las que siguen canales de televisión desde su ordenador. Esta tecnología se conoce con el nombre de Streaming. Pero, ¿en qué consiste el streaming (en palabras no técnicas)?

El streaming es una tecnología que permite la entrega de contenido audiovisual sin almacenamiento y descarga intermedia. A diferencia de la descarga completa de un archivo de audio y vídeo, el streaming permite comenzar a visionar el contenido sin habernos descargado el archivo por completo. Se trata, por tanto, de un proceso continuo en el que el usuario es capaz de visionar un archivo grande (tardaría horas en descargarse completamente) sin esperas (generalmente hay un tiempo de buffering o almacenamiento temporal de unos segundos).

Además , la tecnología streaming permite acceder a tres tipos de emisión diferentes desde el punto de vista del tiempo en que se emite:

  • Emisión en directo. Con la tecnología streaming podremos ser capaces de recibir eventos o programas en vivo en tiempo pseudo-real. Y digo pseudo-real por el retardo que se acumula en la codificación y envío de la información por la red.
  • Emisión en diferido. Es otro tipo de emisión pseudo-real. Es similar a la emisión en vivo pero ahora el origen de los datos ya está en un archivo pregrabado, no es un evento en vivo pero el método de emisión es el mismo. Generalmente esta emisión se utiliza para ofrecer vídeos bajo demanda donde es el usuario el que elige entre una lista de vídeos el que desea ver en cada momento.

Pero, ¿cuál es el proceso que se sigue para la generación de un streaming? Podemos resumir el proceso en cinco pasos:

  1. Captura. Esta fase consiste en la toma de imagen y sonido con la cámara de vídeo. Muchas veces esta fase se solapa con la codificación.
  2. Codificación. Consiste en generar un archivo informático a partir de la imagen y sonido capturada en la fase 1. Este archivo tendrá que comprimir los datos y empaquetarlos con índices para su manejo. Generalmente se utiliza un programa codec para realizar este paso.
  3. Almacenamiento. Posteriormente, el archivo codificado y comprimido es subido a un servidor capaz de entregar ese archivo a una serie de peticiones. El servidor streaming controla el número de conexiones, el ancho de banda disponible, el formato del archivo, etc.
  4. Distribución. Es la parte en la que se distribuye el contenido en la web. Mientras haya conectividad IP los paquetes se mandan al cliente o reproductor. Esta fase quizá es la clave para que esta tecnología se utilice cada vez más porque depende mucho del ancho de banda. Como actualmente las redes de los proveedores tienen mayor ancho de banda, los errores en la distribución son menores lo cual hace crecer este sistema de visionado.
  5. Reproducción. Para la reproducción, el ordenador cliente debe de tener instalado un software capaz de interpretar el archivo recibido, descomprimirlo y mostrarlo.

Es importante tener en cuenta que la tecnología streaming consigue establecer una conexión abierta (tubería) entre la fase 1 y la 5 pasando por las intermedias. Comunmente se habla de streaming como el flujo de datos (canal de comunicación) que se abre entre estas 5 fases y que se mantiene abierto mientras dure la reproducción.

Hasta aquí una visión general de la tecnología streaming. En próximas entregas entraremos en detalle en alguno de los temas tratados en este artículo.

Otros artículos relacionados:

Deja un comentario

  1. Pingback: Échale una mano a Mobuzz.tv | Tecnología para todos los públicos

  2. Responder

    Sergio, depende mucho. Es una pregunta muy general. Necesito más datos de cómo se ha conseguido realizar el streaming, solución técnica, ancho de banda utilizado, servidor de streaming, número de usuarios simultáneos, etc. No exite una regla para ello. El análisis debe de basarse en los datos. En principio, el servidor de stremaing es el que se encarga de administrar el ancho de banda entre los usuarios que se conecten. Dame datos más concretos y podré hacerte una aproximación.

    Un saludo.

    • Sergio
    • 14 mayo, 2008
    Responder

    Una pregunta de tipo tecnico, si alguien ya ha hecho broadcast de tv en vivo.. como calculas el ancho de banda requerido por el server para asegurar una cantidad X de usuarios que puedan ver la transmision sin tener mucho retraso ni retrasos.

    Salu2

  3. Responder

    Santi, estoy de acuerdo contigo pero creo que la conversión está empezando. No creo que tardemos mucho en ver televisión 2.0 de calidad y que las cadenas generalistas empiecen a apostar por ello. No obstante, date cuenta que en cuanto las grandes entren fagocitarán todo y habrá que analizar si es mejor o no que entren…

    Por supuesto, no cabe duda de que la tv internet es un modelo de negocio nuevo pero que tiene muchas posibilidades de rentabilidad (véase mobuzz.tv).

    Gracias por la aportación, Santi.

    Un saludo.

    • Santi
    • 8 marzo, 2008
    Responder

    La televisión por internet en España no ha iniciado un proceso de conversión hacia una tv por internet de calidad, las cadenas que transmiten sus señales suelen ser cadenas autonómicas y las cadenas generalistas no ven la oportunidad de negocio que puede originarse si implementan la publicidad en sus canales de tv via web
    pero bueno es normal, España en difusión de nuevas tecnologías esta a la cola del mundo desarrollado esperemos que cambien y aprovechen las nuevas tecnologías para aumentar su negocio a nivel internacional.
    He encontrado un recurso para ver como esta la televisión por internet en España : http://www.tvporinternet.tv/

  4. Pingback: MobuzzTV, la televisión que viene | Tecnología para todos los públicos

    • Jesus
    • 13 febrero, 2008
    Responder

    Efectivamente, tienes razón al decir que me centro exclusivamente en las cadenas generalistas. Y es que, francamente, lo de que todo el mundo pueda emitir su propio “broadcast”… la verdad es que no lo veo (tampoco es que sea demasiado visionario la verdad).
    Al final lo que esto provoca es confusión, un poco como lo que pasa con las paginas de Internet, como todo el mundo puede hacerse la suya, al final, el software más valorado es el que te puede poner algo de orden en ese caos: el buscador!
    Por otra parte, es tan difícil hacer televisión de calidad (y solo hay que ponerse delante para darse cuenta…) que no veo yo al vecino del bajo C de turno teniendo éxito en esto.

    Para terminar, en lo que se refiere a las razones del porque las cadenas generalistas no quieren emitir en streaming lo tengo bastante claro: la publicidad es muy diferente de un país al otro. En Francia, por ejemplo, la referencia explicita al sexo es admitida e incluso valorada mientras que en España somos mucho más “recatados”.
    Amen de situaciones “criticas” como es ver a la Carla Bruni, recientemente casada con el presidente de la republica francesa, anunciando la nueva berlina urbana… me imagino la que se armaría si se emitiese en Francia…

    Pero me temo que todo esto nos aleja de lo que es la tecnología propiamente dicha, que explicas estupendamente. Felicidades por tu blog.

  5. Responder

    Jesús, estoy de acuerdo contigo en gran parte pero te centras sólo en el hecho de que el streaming se utilice para las cadenas generalistas. Vayamos por partes.

    En cuanto a no poder, a día de hoy, ver canales de otros países que te gustaría ver, de acuerdo 100% contigo pero pregúntate por qué. Seguramente, las cadenas (que no la sociedad) van por detrás. No han visto un modelo claro de negocio y un retorno de inversión. Existen algunas iniciativas en este aspecto pero son las menos. Evidentemente las cadenas no ven negocio en ello y por eso no invierten (de momento). Digo de momento porque cada vez crece más el uso de internet para ver contenido audivisual, y “donde hay gente hay pasta que sacar” (publicidad).

    Por otro lado, el potencial y la fuerza del streaming es la de proporcionar a cualquiera el poder emitir su propio contenido audiovisual. Por ejemplo, ¿qué te puede interesar más, un vídeo de una persona francesa donde se ve la habitación del hotel en el que ha estado emitiendo una pequeña crítica o un anuncio de esa cadena de hoteles en la televisión común? Si yo estuviera buscando un hotel ya sé a quién haría caso.

    En definitiva, lo que el streaming ofrece es contenido audiovisual en una red social, que es la web, y cuya información proviene de cualquiera con una videocámara y un ordenador. Ese es el punto de partida. Desde ahí, todo lo demás (cadenas generalistas).

    • Jesus
    • 12 febrero, 2008
    Responder

    Efectivamente la tecnología del streaming es muy interesante… a día de hoy sobre todo por su potencial. Y digo sobre todo por su potencial, porque, al parecer, nos encontramos una vez más ante una de esas situaciones en la que la tecnología va más rápido que la sociedad.

    Me explico: el streaming no solo permite ver tv, eso se logra con cualquier sintonizadora, su grandísima ventaja es que permite ver cualquier tv de cualquier parte del mundo.
    ¡Cualquier tv de cualquier parte del mundo! Se dice pronto. Ni que decirse tiene que aquellos que hemos vivido o vivimos una situación de interculturalidad vemos la gran ventaja de esto. Cuantos cubanos desterrados, sudamericanos añorosos o europeos desplazados hemos visto esto como una gran oportunidad de ver un poquito de lo que hemos dejado en algún lado en la tv.

    Dicen que las grandes desilusiones nacen de las grandes esperanzas, hecho que se confirma aquí: ver el “catalogo” de cualquiera de esas páginas que ofrecen miles de canales da, simplemente pena. O son canales locales, o regionales o específicos para este medio. Algo tan simple como ver la primera de la televisión francesa es, simple y llanamente, imposible. Dejo de lado casos “sangrientos” como es el caso de la cadena francesa LCI, gratuita en Francia por cable y que, en su pagina web, ofrece un abono de 20€ mensuales para su disfrute…. Alucinante!

    Supongo que estas restricciones se deben a la publicidad que, después de todo, es de lo que viven las cadenas. Sin embargo, esta situación me recuerda mucho a la que se vive con el p2p: la tecnología lo permite pero la sociedad simplemente tarda en adaptarse.

    No nos engañemos: esto es ponerle puertas al campo…