especialización tecnológica iberzal

Super-especialización tecnológica

Vota este artículo

“Super-especialízate o muere”. Este podría ser un buen slogan para lo que yo percibo del mercado tecnológico en Londres. Existe un gran contraste entre lo que se entiende en España por un buen perfil a lo que se entiende aquí. Pero como estamos en un mundo global creo que lo que aquí explico sirve para cualquier punto del planeta.

Los perfiles que las empresas quieren para contratar son perfiles muy especializados en una tecnología en concreto. Además de unas buenas referencias y tu experiencia en proyectos lo que más se valora de un perfil tecnológico es el hecho de que puedas demostrar que eres experto en algo. De nada sirve si eres un buen programador a secas. Necesitas especializarte en alguna tecnología para resultar interesante para las empresas y además ser rápido desarrollando. Tus conocimientos en técnicas de programación siempre te acompañarán pero no serás rápido programando hasta que no te hayas pegado con las peculiaridades de cada lenguaje o tecnología.

Os cuento en primera persona cómo nos estamos adaptando a este mercado tan especializado. Cuando comenzamos a trabajar en Londres y tuvimos nuestros primeros contactos con clientes, decíamos algo así como que eramos “desarrolladores web y de apliaciones móviles”. Es cierto, somos capaces de hacer todo eso, pero cuando uno de tus potenciales clientes te dice “that means nothing, here!” o “eso no significa nada, aquí!” te das cuenta de que algo no estás contando bien. En aquella ocasión el cliente nos contrató pero me quedo más con esa frase que se nos grabó a fuego.

A partir de entonces hemos intentado buscar nuestro camino. Especializándonos y buscando nuestro nicho aquí. Aunque podemos hacer muchas cosas en muchas tecnologías diferentes no lo decimos. Nos estamos enfocando en el entorno de las startups por su naturaleza, por su entorno y porque conocemos bien como encajar en ellas. Nos intentamos especializar pero tenemos varias capas, como las cebollas. Me explico…

En la primera de la capa somos desarrolladores de software. Así, en bruto. Si quitamos una capa más somos desarrolladores web y de aplicaciones móviles. Si metemos más el dedo y buscamos una tercera capa somos desarrolles web de backend y frontend. Aún podemos seguir rascando y llegar a una cuarta donde nos desdoblamos y ya somos desarrolladores de backend en Django y RoR o bien desarrolladores frontend en HTML5/CSS3 y javascript. Podríamos seguir quitando capas hasta llegar a lo que quieras que te defina. Normalmente en este nivel es donde conseguimos llamar la atención del posible cliente, por los otras tres capas externas prácticamente ni pasamos.

Normalmente la gente que trabaja en startups (aunque no sean perfiles técnicos) saben muy bien lo que necesitan y no buscan un “desarrollador web”. Buscan un programador de Ruby on Rails o un desarrollador frontend especialista en responsive.

Si sois profesionales de la tecnología esto tiene una aplicación inmediata en vuestros perfiles sociales y, sobre todo en LinkedIn. A la hora de completar vuestro perfil, rellenad bien las tecnologías que conocéis. No olvidéis ninguna pero a la hora de describiros buscad ser especialistas. No seáis “desarrollador de aplicaciones móviles”, sed “desarrollador senior iOS 7” o no seáis “desarrollador web”, sed “desarrollador frontend especialista en responsive”.

¿Qué opináis vosotros? ¿Os especializáis o intentáis abarcar mucho?

Bonus track: Las empresas van a mirar vuestras cuentas de GitHub y stackoverflow. Quieren ver parte de vuestro trabajo y quieren ver que compartís parte del código, que tenéis pasión por lo que hacéis y que ayudáis a la gente.

Deja un comentario