mejorar tu página web

Mejorar tu página web: 21 síntomas de que tu web necesita un cambio

Mejorar tu página web: 21 síntomas de que tu web necesita un cambio
5 (100%) 3 votes

Es la ley de internet. Las webs evolucionan y quedan obsoletas. Igual que cualquier tecnología. En este artículo quiero darte un listado de señales que pueden hacer saltar las alarmas en tu web. En ese caso puede que esté llegando el momento de cambiar o mejorar tu página web.

Imagínate que las web tuvieran que pasara la ITV como los coches. Con este checklist podrás ver si aún tu web puede aguantar unos cuantos “kilómetros” o igual te tienes que plantear renovar tu coche (web).

Las webs deberían cambiar constantemente. Son “organismos vivos”, “entidades vivas”. Te explico por qué lo digo.

Por experiencia en el sector, he hablado y trabajado con muchas empresas. Muchas son conscientes de que la web es algo que tiene que cambiar pero hay cierto grupo de ellas que no acaban de entenderlo. Son las webs que obtienen peores resultados.

¿Cómo mejorar tu página web?

Si estás leyendo este artículo es porque seguramente no esté contento 100% con tu web. Puede que tengas la sensación de que tu web no funciona. O puede que no sea una sensación sino que definitivamente tu web no funciona.

Pensabas que pagando un puñado de euros a un diseñador web es suficiente y ya nunca más tendrías que preocuparte de la web. Era un gasto que tenías que hacer. Ya lo hiciste pero sin embargo no le ves rentabilidad. Porque… como empresario buscarás la rentabilidad en todas las inversiones, ¿no?

Pues, lo siento. Déjame decirte que te equivocaste. Te equivocaste de arriba a abajo.

Puedes echar la culpa a la empresa que desarrolló tu web, puedes echar la culpa a la chica de marketing online que ya no trabaja en la empresa o puedes echar la culpa al “empedrao”. Pero el caso es que la culpa fue tuya. Pensaste que había que estar allí y no le diste la importancia que se merecía y ahora ves que la competencia vende a través de su web y tú no haces más que preguntarte cómo.

Necesitas cambiar tu idea. Necesitas entender que una web cambia (o debería de cambiar) casi a diario. Este es el verdadero coste de una web, el coste de saber cómo hacer que crezca y logre tu objetivo: vender más por internet.

Pero tranquilo. Sé que este cambio en tu mente puede costarte. Nadie te explicó esto bien y además no te fías de los informáticos.

Déjame que al menos, para saber si debes cambiar o mejorar tu página web, te resuma 21 señales claras de que quizás lo debas hacer:

#1 – Utilizas flash

La tecnología flash fue muy buena mientras duró pero ahora mismo está en desuso. Tiene más inconvenientes que ventajas.

Usando tecnología flash habrá algunos dispositivos móviles que no mostrarán bien la información o directamente no la mostrarán.

Actualmente, existen otras tecnologías con las que se puede hacer lo mismo sin perjudicar tu contenido o el posicionamiento de la página en Google.

A Google no le gusta el flash así que tu posicionamiento será malo. Este es un síntoma claro de que debes mejorar tu página web y puede que sea más que suficiente como para cambiar tu web completa.

#2 – No se ve en móviles y tabletas correctamente

Como ya te he comentado, si usas flash, está claro que no se verá bien en dispositivos Apple, por ejemplo.

Pero es que además, las webs actuales deben verse bien en dispositivos móviles. Y verse bien no significa poder hacer zoom con los dos dedos para leer el contenido. Verse bien significa que tu web se adaptará al móvil y mostrará los contenidos de una forma correcta para la navegación (sin hacer zoom).

Cualquier web actual pensará en ser responsive desde el minuto 1. Y esto no es antojo, es debido a que tus usuarios usarán en más de un 40% el móvil para navegar por tu web. Suficiente razón para cambiar tu página web.

#3 – No puedes cambiar el contenido tú mismo

Si para cambiar cualquier contenido de tu web necesitas llamar a la empresa que la hizo y esperar unos días para ver los cambios, estás fuera del mercado.

Hace ya unos años, se popularizaron los gestores de contenidos. Estos sistemas permiten que puedas actualizar tu página web tú mismo, sin tener conocimiento profundos de diseño web.

Aunque hay más, a nosotros nos gusta WordPress por su potencia y porque más del 60% de las webs de internet están hechos con él. Seguramente sea por algo…

En un mercado tan competitivo como el de hoy, necesitas actualizar, cambiar y añadir nuevo contenido todas las semanas a tu web. Si no puedes hacerlo, será buen momento para pensar en cambiar a un gestor y mejorar tu página web.

#4 – No tienes un formulario de contacto

Necesitas que tus potenciales clientes contacten contigo. Hay formas muy avanzadas de conseguir ‘leads’ en tu web pero la más sencilla es el formulario de contacto.

Necesitas al menos tener un formulario de contacto donde tus posibles clientes puedan escribirte si necesitas contratarte o comprar algo de tu empresa.

Tips importante: Asegúrate que el formulario de contacto funciona. Los formularios de contacto son puertas de entrada para ataques e intrusiones y hay veces que quedan bloqueados o no funcionan correctamente por lo que puedes estar perdiendo oportunidades de venta si tus posibles clientes están contactando contigo y tú no te estás enterando.

#5 – La estética es… “ochentera”

El estilo de tu web dice mucho de tu empresa. Es la imagen que le das a los usuarios que caen en ella. Es tu escaparate.

¿Tendrías un escaparate en tu tienda mal colocado, sucio o con cosas rotas?

No tienes que tener un diseño único o super-cool pero date una vuelta por sitios como el blog de Canva Design School para empaparte de algunas tendencias actuales y saber lo que es un slide, qué fuentes y colores casan mejor o el parallax scrolling.

#6 – Tienes una página inicial para elegir idioma o dando la bienvenida

Hace tiempo que no me cruzo con una web así pero estoy seguro que aún existen. Era tendencia tener una página previa a ver la web donde podías elegir el idioma o te saltaba una bonita presentación en flash y luego debías pinchar en algo como “Entrar”.

Es horroroso y elimina de un plumazo tus posibilidades de posicionar en los mejores puestos de Google. Sin duda un síntoma de que tu web necesita mejorar.

En general, el contenido que sobra en una web debes eliminarlo. Haz este ejercicio mental en todas las páginas de las que se componga tu web y aprovecha a eliminar contenido que no aporta nada a que vendas más por internet.

#7 – Utilizaste un generador de webs

Puede que tu web la hayas generado con algún generador de webs gratuitas.

No quiero dar nombres… bueno ¡sí! Webs que se hacen con wix, 1&1 o Jimdo pueden ser útiles para una prueba de campo pero si de verdad tu negocio quieres que esté en internet, estas herramientas no sirven.

¿Crees que haciendo una web gratuitamente serás capaz de generar negocio? Convéncete, no sirve. Esas webs nunca te pertenecerán y tu esfuerzo será en balde.

Invierte en el centro de tu negocio online, tu web.

#8 – No tienes forma de medir las visitas o tienes un contador en la web

Por favor, dime que no tienes ese contador de visitas que se ponía en las webs para demostrar a tus visitantes la cantidad de visitas que tenía tu web.

Elimínalo. No sirve. Todo el mundo sabe que esos contadores son manipulables y estoy seguro que más de una vez le diste al botón refrescar varias veces para aumentar tus visitas. No pierdas tiempo.

Existen varias herramientas para medir las estadísticas de tu web. Si no quieres gastar dinero aquí puedes irte a la opción de Google Analytics que te será suficiente para poder interpretar lo que se cuece en tu web.

Las estadísticas de una web es el cuadro de mando que te hace saber si los cambios que haces en ella son para bien o para mal. No puedes tener una web y no mirar periódicamente las estadísticas de la misma. Esto te permitirá progresivamente mejorar tu página web.

#9 – No puedes generar una lista de suscriptores

Te diré algo que dicen los anglosajones: “La pasta está en la lista”. Sí, tu negocio depende de la base de datos que tengas de suscriptores o clientes.

Esfuérzate en tener una lista de suscriptores bien segmentada y será mucho más fácil que logres vender por internet.

Es fácil implementarlo. Simplemente tienes que incorporar un formulario de suscripción en tu web. A partir de ahí, serás capaz de captar usuarios que han demostrado interés en lo que haces o escribes. ¡Qué mejor señal para intentar convertirlos en clientes!

#10 – No apareces en los listados de Google

Si tu web no cumple los estándares que Google marca para su indexación, es posible que tu web no aparezca en Google o aparezca más allá de la segunda página… donde nadie pincha.

Haz una prueba. Ves al buscador de Google y mete lo siguiente “site:nombredetudominio”. Es una buena manera de saber si al menos Google te tiene en su base de datos. Si no aparece tu web, tienes un grave problema.

Ahora busca los nombres de tus principales servicios o productos y averigua si al menos sales entre los 10 primeros resultados. Si no es así… lo tienes complicado para vender naturalmente. La gente cuando busque algo que tú vendes, no caerá en tu página.

Si quieres ayuda con tu posicionamiento web, te podemos ayudar.

#11 – No tienes un dominio propio

Aún veo algunas empresas con dominios del tipo “nombreempresa.wordpress.com”,  “nombreempresa.jimdo.com” o “nombreempresa.wix.com”.

Esto es bastante grave. No tienes nombre en internet. Realmente lo que tienes es un subdominio de una empresa que no es tuya.

Si tu estrategia online debe centrarse en la web que tengas y esta realmente no te pertenece… ¿Qué imagen de marca y posicionamiento tienes?

Por favor, registra al menos tu dominio para no arrepentirte en el futuro.

#12 – No está clara la acción quieres que tomen los usuarios

Toda web debe tener un objetivo. En último término será el de vender en internet o generar ventas en internet. Veo webs, que ni sé lo que venden ni sé qué se espera de mí como usuario. Así que, directamente cierro el navegador y nunca más volveré a ellas.

Pero puede que tu web persiga que los usuarios rellenen un formulario de contacto para ponerse en contacto contigo. O puede que lo que quieras es que se suscriban a tu lista. O puede que quieras que llamen a tu oficina. O que se apunten a un webinar…

Tienes que tener claro tu objetivo para con tus usuarios y mostrarles el camino hacia él. Necesitas hacerles llegar a donde tú quieres de forma fácil. Esto es la esencia de una buena estrategia web y hará que mejores tu página web.

#13 – No se puede compartir el contenido en Redes sociales

En la era de las redes sociales es sumamente importante que el contenido de tu web pueda compartirse.

Necesitas que tu información corra como la pólvora. Debes intentar abrir líneas de comunicación diferentes e intentar que la gente comparta tus contenidos.

Si tu web no incorpora una forma fácil de compartir contenido, los usuarios nunca lo harán. Pon fácil las cosas y si haces bien las cosas, tu mensaje se expandirá y aumentarán tus probabilidades de llegar a potenciales clientes.

#14 – No puedes insertar un vídeo

Es tendencia. El vídeo da mucho valor a tu web. Necesitas vídeo en tu web.

Nunca ha sido tan fácil como ahora generar vídeo y distribuirlo. Canales como Youtube o Vimeo te lo ponen fácil.

Puedes crear un vídeo corporativo para colgar en tu web. Además puedes generar contenido interesante para tus usuarios como demostraciones, explicaciones de producto, etc.

Esto generará confianza en tus usuarios y hará que pasen más tiempo en tu web. Además, te situará como experto en tu sector.

¡Usa el vídeo en tu web!

#15 – No se ve bien en diferentes navegadores

Aunque existen estándares para el diseño web, en ocasiones hay que adaptar el código para que todos los navegadores lo interpreten de la misma forma.

Seguro que te has encontrado con webs en las que una determinada página no funciona o te sale el típico letrero de “Esta web sólo es compatible con Mozilla Firefox”. ¡Mal!

Tu web debe verse bien en todos los navegadores. Si no es así, quizás debas mejorar tu página web o cambiarla.

#16 – No tienes una completa descripción de tus servicios o productos

Si tienes un lugar donde poner la información relevante de tu negocio para que todo el mundo acceda a ella, ¿por qué no hacerlo de forma ordenada y completa?

Veo webs con catálogos incompletos, con poca información, pocas imágenes o en las que si quieres profundizar un poco más, necesitas llamar por teléfono o rellenar un formulario.

La información de tu web debe estar actualizada y completa. Además debe ser sugerente y su mensaje debe despertar tu interés. No te limites sólo a copiar y pegar de tu catálogo de proveedores. Personaliza esa información y te estarás diferenciando del resto de tu competencia.

#17 – No tienes el mensajito de las cookies

Es una coñazo, lo sé. No me gusta el mensajito y estoy en contra de la ley que obliga a ponerlo. Pero… es la ley.

Si tu web no lo tiene probablemente ya tenga unos añitos. Las nuevas webs que se diseñan, deben cumplir esta normativa y mostrar el dichoso mensaje de las cookies.

Es una mejora muy sencilla para tu web así que asegúrate de que lo tienes.

#18 – Las URLs no son amigables

Para saber si tu web tiene o no URLs amigables simplemente ve a una sección interior de tu web. Por ejemplo, el contacto, o cualquier sección de tu menú.

Fíjate en tu navegador en la parte de la dirección y si ves símbolos como ‘&’, ‘=’ seguramente tu web no tenga URLs amigables.

Las direcciones de tu web deben ser del tipo “http://nombredominio/contacto” o “http://nombredominio/quienes-somos”. Fíjate en la URL de este artículo, es: “http://iberzal.com/mejorar-mi-pagina-web”. De esta manera cuando alguien busque en Google por “Mejorar mi página web” estaré mejor colocado que alguien que no tenga esta URL amigable.

Excepción: Puede que tu web realice consultas o búsquedas en cuyo caso estos símbolos serán los parámetros de búsqueda y sí es correcto utilizarlos.

#19 – El menú de navegación no es claro o desaparece en secciones interiores

El menú debe ser claro y guiar al usuario de tu web. No al contrario.

Personalmente, me gusta que siempre tenga una sección de “Inicio” o “Home” que te lleve a la home de tu web. Además, el menú debe estar bien construido y mantenerse en la navegación durante toda tu web.

He visto ejemplos de webs en las que pulsas en una sección y cuando estás en ella, pierdes la noción de donde estás y para volver atrás lo único que puedes hacer es darle al botón “Atrás” del navegador.

Corrige esto y mejora tu página web, porque tu usuario se perderá y evidentemente alguien perdido o asustado, no compra.

#20 – En tu home hay un “Saludo del director” o “Saludo del presidente”

En la línea del punto #6 de este listado, aunque algo más raro de encontrar ya.

Se trata de un saludo del director o presidente de la empresa en la portada de la web. No aporta valor, no da nada de información y distrae la atención.

Como te dije antes, cualquier información superflua elimínala. No distraigas a tu usuario. O al menos, ocúltalo en alguna sección interior sin relevancia alguna.

#21 – No tienes buscador

Incorpora un buscador a tu web. Si caigo por casualidad en tu web y estoy buscando algo en concreto que no sé si tienes, ¿Por qué no me das la opción de buscarlo?

Si tu web no tiene buscador, no estarás atendiendo bien al usuario que seguramente busque en otra web y compre allí.

Con los gestores de contenidos actuales es muy fácil incluir un buscador ya que la información es dinámica y está clasificada. Otro buen punto para mejorar tu página web.

Conclusiones finales para mejorar tu página web

Hagamos una cosa divertida. Si alguno de estos síntomas los encuentras en tu web suma +1. Contabiliza el total y déjame darte un diagnóstico al estilo de revista para adolescentes:

Puntuación 0: ¡Excelente! Tu web está actualizada y sigue las últimas tendencia. Enhorabuena. Seguramente estés vendiendo por internet y tengas clara tu estrategia online.

Puntuación 1-5: No te descuides. Quizás no sea momento de cambiar tu web pero lima esos aspectos para poder aguantar con ella algún tiempo más. Estás rozando el límite y puede que tus esfuerzos no se vean recompensados por no tener una buena web.

Puntuación +5: Siento comunicarte que tu web necesita una amplia reforma. Dependiendo del caso, quizás te interese crear una nueva antes que poner parches. Valóralo. Si necesitas ayuda, contáctanos y te daremos nuestra opinión.

Si te ha gustado el artículo, ¡compártelo como si no hubiera un mañana en tus redes sociales! 🙂

Y si quieres recibir consejos y artículos interesantes exclusivos, aprovecha que estás aquí y rellena el formulario para suscribirte a nuestra lista. Recibirás información que no publicamos en ningún otro sitio:

Suscríbete gratis

Únete y recibe artículos interesantes y consejos para tu empresa



Deja un comentario