Hoax, cadena de engaños

Vota este artículo

Por regla general las cadenas de emails no me agradan (sean hoax o no). Algunos de mis amigos no lo entienden pero me saturan a mí y a mi cuenta de correo por lo que por regla general borro estos correos sin leerlos.

Pero hoy intentaré explicar las cadenas de correo que se denominan hoax y con ello comienzo una serie de entradas para explicar “nuevos términos tecnológicos”. ¿A quién no le ha llegado alguna vez un correo de un conocido o amigo advirtiendo de un virus malo malísimo que formatea el ordenador, que viene a través de un correo que se titula “ábreme”? Bien, pues esto es un hoax. Hoax en inglés significa engaño o bulo. En España se han popularizado los hoax por correo electrónico sobre todo. El impulsor del hoax escribe algo llamativo, bien una amenaza de virus, bien un mensaje de solidaridad, alguna leyenda urbana o cualquier otra cosa que llame la atención del lector. Posteriormente lo reenvía a una amplia lista de correo electrónico incluyendo una frase como “pásaselo a todos tus contactos…”. De esta manera se comienza una reacción en cadena de reenvío de estos mensajes. Las consecuencias de esto son claras. Por una parte se aumenta la carga de servidores de correo y por otra parte existe una confusión general para la gente que cree el mensaje. Pero, ¿por qué existen los hoax? Existen razones para hacer una broma, o como confusión pero generalmente el iniciador del hoax lo que busca es ampliar la lista de direcciones de correo electrónico que posee. De este modo, si hemos contribuido a la expansión del hoax, estaremos enviando nuestra dirección de correo a una persona que la utilizará en el mejor de los casos para enviarnos spam. Así que tened cuidado y no contribuyáis a esto. Por norma general, sean creíbles o no, mi consejo es que se borren directamente.

A continuación os dejo una lista de los hoax más extendidos (Vía noticiasdot.com):

Os dejo también algunos sitios que recogen todos los hoax que circulan por la red:
Espero que esta entrada sirva por lo menos para que cuando pulsemos el botón “Forward” de nuestro correo pensemos.

Deja un comentario