Fobia a la tecnología, miedo a lo desconocido

Vota este artículo

Advertencia: Esta es una entrada totalmente subjetiva y de opinión. Eres libre de no seguir leyendo.

Ya son muchos los casos de rechazo a este blog que me han ocurrido con personas cercanas. Básicamente su afirmación es siempre la misma: “El blog muy bonito pero no me lo leeré nunca porque es para frikis“. Me resulta impactante esta forma de ver la tecnología. Me pongo en un caso similar. Pongamos por ejemplo que un amigo escribiera un blog sobre derecho y leyes. No es un tema que me apasione y no lo tendría entre las lecturas diarias obligadas pero entraría de vez en cuando para echar un vistazo o incluso leer en diagonal. Lo que tengo claro es que nunca me causaría rechazo. No sería de mis preferidos pero no lo descartaría directamente. ¿es posible que la tecnología sea tan lejana a las “personas de a pie” que provoque miedo a lo desconocido?

Es posible que leyendo temas en los que no somos expertos nos sintamos incómodos pero llegar al punto de evitarlos me parece algo que seguro que tiene nombre científico. Es decir, creo que a nadie le gusta cocinar pero como comer es necesario pues todos nos defendemos mejor o peor con los fogones. Creo que aún no nos hemos dado cuenta de que la tecnología cada vez es más necesaria (con sus ventajas y sus inconvenientes) y que cada vez lo será más (en el 99% de las personas).

Por otra parte, al escribir esta entrada me cruzo con una noticia en la prensa local que viene a decir algo así como: “La mitad de los empresarios aún trabajan a través de fax y sólo el 42% está conectado a la red“. El caso es que el contenido de la noticia no es alarmista. Ese dato es más que suficiente como para lanzar muchas alarmas de la situación de las empresas del estudio. Además parece que el principal motivo que argumentan los empresarios para imponer tecnología en sus empresas es el elevado coste. Claro, nos ha fastidiado, es que a lo mejor no son capaces de ver que, generalmente y cayendo en buenas manos, la inversión en tecnología para una empresa pequeña o media (y en la situación precaria en cuanto a uso de tecnología que están estas) siempre se traduce en un aumento de actividad y un casi asegurado retorno de la inversión. No estoy hablando de montar webs-dos-punto-cero, no estoy hablando de montar un CRM o utilizar Business Intelligence, estoy hablando de quizá desarrollar un software común para todas, estoy hablando de crear una página web sencilla con opción a comercio electrónico o de forma periódica una formación directa y concreta en tecnología…

En definitiva, estoy hablando de un cambio de mentalidad. Cuando hablaba de la edad de piedra en las pymes no estaba nada descaminado.

Agradeceré en esta entrada vuestros comentarios para contrastar vuestra opinión con la mía. ¿Opináis lo mismo que yo o el tema es más complicado de lo que yo lo he expuesto?

Deja un comentario

  1. Responder

    La tecnología es y será un factor a tener en cuenta, la vida ha mejorado muchísimo gracias a los avances tecnológicos, renovarse o morir

  2. Pingback: La desconfianza del cliente | Tecnología para todos los públicos

  3. Responder

    la tecnología no es sólo una herramienta útil, también es cultura. el rechazo siempre proviene de la ignorancia, del miedo a lo que no conocemos, a los complejos. son precisamente las pymes las que deberían lanzarse a devorar cualquier novedad tecnológica para garantizar su supervivencia. en ese sentido aún queda mucho por hacer. Sabemos a que a los empresarios les cuesta decidirse pero la experiencia nos dice esta es siempre una inversión rentable

  4. Responder

    Concuerdo con tu post. La tecnologia no muerde, ni mata…lo que mata es la ignorancia.
    Tengo blogs, amo la tecnología, soy docente de informatica, y no entiendo aún porque la gente le tiene tanto miedo. Además no me considero friki.
    Es una pena que haya gente que piense que la tecnologia es algo “anormal” o no intente acercarse para desburrarse.
    Felicitaciones por tu post

  5. Responder

    Estoy completamente de acuerdo con el post. La indigencia tecnológica no es lo malo, lo malo es ser indigente tecnológico de forma consciente y no remediarlo o intentarlo por lo menos.
    Hemos asistido, asistimos y asistiremos a una revolución como lo fue en su momento la revolución industrial. Sería absurdo pensar en aquel momento que por ejemplo la máquina de vapor no iba a mejorar los procesos productivos.

    Hace poco pensaba que dentro de poco todo aquel que no se sume a la revolución tecnológica será el friki y no aquellos que vivimos con/de/para la tecnología.

    En resumen la tecnología se adopta en base al beneficio que aporta.