smoking gangster holding dollar bills

Mide y aumenta la conversión de tu web. Explicamos cómo medirlo con Google Analytics

Vota este artículo

Eran las 4 de la tarde cuando Alfredo echaba definitivamente el cierre de su gran idea. Habían sido 12 meses muy intensos pero la idea no cuajó. ¿La idea? Quizás no…

Alfredo no sabía por qué, pero su negocio había fracasado. No disponía de datos para analizar. Lo único que sabía es que no fue capaz de venderle a sus clientes lo suficiente.

Dicen que de los errores se aprende pero Alfredo no tenía datos para medir la situación. Por tanto, no pudo tomar las decisiones adecuadas cuando el negocio aún estaba abierto y ahora que había cerrado tampoco sabía por qué lo había hecho.

* Disclaimer: Alfredo es un personaje imaginario. No existe en el mundo real y cualquier parecido con la realidad será mera casualidad.

El caso en la web – Conversiones

La historia de Alfredo podría ser la historia de muchas empresas, e incluso la tuya misma, que pretenden vender por internet que tienen un buen producto/servicio, grandes profesionales pero que no tienen un rumbo fijo.

Cuando nuestro lema reza “Potencia tu negocio”, decimos “Aprende a vender con tu web”. No es necesario que tengas una web si no tienes objetivo detrás de esta.

Hablando de objetivos. ¿Qué es lo que quieres que hagan tus clientes en tu web? Puedes tener varios y usarlos combinados (no tiene que ser la venta obligatoriamente):

  • Comprar un producto
  • Suscribirse a una newsletter
  • Registrarse para obtener una demo de tu producto
  • Descargarse un e-book
  • Descargarse un audio
  • Observar un vídeo
  • Descargarse un cupón de descuento
  • Rellenar un formulario de contacto

Lo primero que debes tener claro es ese objetivo. Es lo objetivo es lo que te dará la pauta para actuar e intentar que tus clientes lleguen a él.

Nuestro pobre Alfredo lo único que quería era vender pero no tenía claro cómo hacerlo ni cómo llevar a los clientes a su oficina para tener la oportunidad de venderles el producto.

Hace poco hablamos en el artículo sobre ¿Qué medir en una tienda online?

y decíamos que una de las cosas más importantes era la conversión. Es importante para todo tipo de webs, no solo e-commerce.

Midiendo el embudo con Google Analytics

Y, ¿Cómo sabemos que está pasando con nuestros usuarios en la web? Google analytics nos da una buena solución para esto: Conversion Goals.

Abre Google Analytics y vete a la sección Conversiones. Vamos a definir un Objetivo y Google Analytics lo medirá para nosotros. Pulsa sobre “+ Nuevo Objetivo”.

Vamos a suponer que nuestra objetivo es el de vender un e-book. Denomina a tu objetivo: “Vender e-book” y selecciona la opción “Tipo de Objetivo: Web destino”. Pulsa “Siguiente”. Esta imagen es como quedaría:

Conversion Rate

Supongamos que cuando un usuario compra un libro en nuestra web será redirigido a una URL como esta: www.iberzal.com/gracias.html para agradecerle su compra. Nos quedamos con “gracias.html” y esta será nuestra URL de destino.

Podemos añadir otros pasos a medir para llegar a nuestro “gracias.html”. Por ejemplo, podemos siempre pretender que los usuarios pasen por una página “mis-libros.html” donde aparezca un listado de mis libros.

Y, finalmente aterricen en una landing page “venta-e-book.html” donde se produzca realmente la venta. Os dejo imagen de cómo quedaría:

Defining goals with Google Analytics

Sólo nos queda pinchar en “Crear Objetivo” y esperar a obtener resultados. De esta manera tendremos creado nuestro embudo de conversión y podremos analizar más si estamos haciendo bien o mal las cosas.

Si Alfredo hubiera implementado algo similar para el mundo offline, hubiera podido saber si el problema era de que sus clientes no entraban en la oficina, si entraban pero no encontraban interés, si algún documento de los que se mandaba a los clientes no estaba funcionando y les echaba para atrás,…

Medir, medir y medir = Éxito

Tener una web supone una carga de trabajo adicional extra para cualquier empresa pero también supone una puerta abierta a las ventas.

Cuando una empresa se plantea crear una web debe tener en cuenta que no es sólo crear la web sino mejorarla, evolucionarla y corregir lo que no esté funcionando.

No podemos conformarnos con tener una web y esperar a que los clientes nos llamen para comprar o descargar nuestro libro. Es necesario trabajar la web. Las casualidades no existen y las webs que venden, venden por el gran trabajo que hay detrás.

No seáis Alfredo y no os conforméis con tener un producto/servicio excepcional. Es necesario saber cómo venderlo y hacer que tus clientes potenciales lleguen hasta él. Podrás leer más consejos y artículos como este si te suscribe ahora a nuestra newsletter. ¡No te lo pierdas!

Suscríbete gratis

Únete y recibe artículos interesantes y consejos para tu empresa



Deja un comentario